Atención a la Diversidad
El circo, un mundo de ilusión y fantasía

Sin duda alguna el trabajo por proyectos es una de las mejores metodologías para lograr la verdadera inclusión de todos y todas los alumnos en el aula. Muestra de ello ha sido el resultado de la experiencia de los alumnos de sexto curso, que con sus múltiples habilidades nos hicieron pasar un rato innolvidable.

Pasen y vean...

Atención a la Diversidad - 18/12/2016
El aula de educación especial

Os voy a describir  mi aula y las actividades generales que realizamos en la misma.

No se trata de cuestiones muy novedosas, simplemente me gustaría compartir mi experiencia con quienes trabajáis a diario con alumnado de necesidades especiales.

Parto del planteamiento de que la atención a la diversidad es considerada como un continuo en el que caben tanto dificultades puntuales como grandes desfases con respecto al currículum ordinario. De este modo,  la organización de la atención a la diversidad en nuestro colegio tiene como referente este continúo, que va desde las medidas más generales hasta las más específicas. Intentamos establecer una respuesta organizada, anticipada a  una problemática que puede darse en cualquier momento.

En este sentido, las necesidades específicas de apoyo educativo son tratadas desde una perspectiva lo más integradora posible y tendiendo a la inclusión. Es por ello que, desde que por parte de la Administración una de las aulas de apoyo a la integración fue designada como aula específica (en concreto la mía)  he intentado no establecer la diferencia con respecto a la otra por varias razones:

     -   Para que los alumnos, tanto los de necesidades específicas como el resto del centro,  no perciban que hay un aula destinada sólo a los más afectados.

     -   Para atender no sólo a los que tienen dictamen de escolarización de modalidad específica y así dejar a la otra compañera de apoyo menor número de alumnos, con el fin de  que éstos puedan recibir una atención más individualizada y de calidad. De esta manera, se amplía el número de alumnos/as que pueden ser atendidos en refuerzo educativo al acoger nosotras también a alumnado DIA.

     -   Porque el establecimiento de diferentes niveles en el aula de especial posibilita la realización de actividades que propician el enriquecimiento entre todos, la comunicación y socialización y la monitorización y el modelado de unos niños/as a otros.

Como ya se ha dicho anteriormente, el aula específica, independientemente de que a nivel administrativo conste  como tal, en la práctica no funciona de esta manera; sino que se trata de un aula abierta en el que los alumnos de modalidad C se integran en sus clases con la monitora y en la que se atienden también alumnado de modalidad B así como alumnado de dificultades de aprendizaje y déficit sociocultural; con el fin de que se perciba como un recurso más para atender a la diversidad.

Cada uno de los alumnos/as tiene su plan de intervención adecuado a sus necesidades. Con la alumna de modalidad C se trabajan objetivos muy específicos, pero siempre en conexión con situaciones reales planteadas en el aula que le permita la comunicación y socialización con el resto de alumnos que comparten clase en este momento.

Como principal criterio metodológico,  en el aula se orienta siempre  el proceso de enseñanza aprendizaje hacia situaciones de la vida cotidiana buscando  la funcionalidad.

Otro criterio es la secuencia y estructuración clara de las actividades diarias que facilite la autonomía del alumnado, la anticipación y organización de su propio aprendizaje.

El trabajo de las competencias básicas se aborda de forma explícita en cada una de las actividades que se desarrollan en el aula y se contempla para cada uno de los alumnos en su adaptación curricular. Se pretende que éstos alcancen las competencias básicas en función de sus posibilidades, lo que  les permitirá en unos casos desenvolverse en un futuro en la vida diaria y en otros casos (en el alumnado con necesidades específicas más graves y permanentes) mejorar su calidad de vida.

Se priorizan en todos  objetivos  y contenidos referentes a la competencia social y comunicativa, y en aquellos con capacidad para adquirir las áreas instrumentales se prioriza además el desarrollo de la competencia lingüística y matemática.

Se parte de los intereses de los alumnos para asegurar la motivación por el aprendizaje y se utilizan  fundamentalmente reforzadores sociales y de actividad.

Considero imprescindible hacer mención al trabajo a la autoestima, aspecto que debe ser inherente a la práctica educativa con todos y con mucha más razón con los alumnos de necesidades específicas de apoyo educativo, por lo que planteo:

Actividades de autoconocimiento y autovaloración: Partir del conocimiento de sí mismo , de las posibilidades y limitaciones de cada uno

Aplicación de reforzadores ( refuerzo social y reforzador de actividad)

Darse cuenta de: “yo soy capaz de…”

Establecimiento de metas personales (razonables y realistas)

Ofrecer actividades conforme a las posibilidades, con las que se pueda asegurar el éxito.

La organización y estructura del aula delimita claramente los espacios de trabajo de las diferentes actividades que conllevan el desarrollo de las competencias básicas, existiendo rincones elaborados a partir de los intereses de los alumnos que permiten el trabajo global de las competencias básicas;  en las que se simulan situaciones de la vida cotidiana que posteriormente se generalizarán a los ambientes reales.

La distribución de los espacios intenta dar respuesta a una metodología con unos criterios muy delimitados: estructuración, funcionalidad, sentido práctico y  conexión con la vida diaria, con el trabajo expreso de las competencias básicas.

De esta manera, hay organizados varios rincones:

   -   Lugar de trabajo: seguimiento de las tareas y actividades individuales.

   -   Aseo: habilidades de autonomía personal

   -   Supermercado: hacemos la lista de la compra, cogemos los productos, pagamos y damos cambios…

   -   Oficina de correos: escribimos y enviamos cartas, paquetes…

   -   Restaurante: leemos la carta, elegimos el menú, leemos la cuenta, pagamos al camarero…

   -   Psicomotricidad utilizando el espejo, colchoneta y recursos más específicos…          

   -   Rincón de expresión artística con actividades musicales, plásticas , de expresión dramática, teatro, títeres y risoterapia.

Después del recreo se trabaja en cada uno de los rincones. El lunes en el supermercado, el martes en la oficina de correos, el miércoles en el restaurante, el jueves en el teatro y la música y el viernes con la salida a la calle (ésta última quincenal)

Quincenalmente, salimos al pueblo para poner en práctica las habilidades trabajadas en el aula y así ir generalizando aprendizajes: vamos a correos, al banco, al supermercado, a la panadería, al centro cultural, al ayuntamiento, a la residencia de ancianos…

Se trata de llevar “la calle/la vida” al aula y llevar el aula a la calle, pues una de las principales funciones de la escuela debe ser preparar al alumnado en habilidades que necesitará en su vida en un futuro próximo.

Todo ello sin olvidar la corriente pedagógica sobre la que se sustenta la intervención didáctica con mi alumnado: el constructivismo, entendiendo al alumno/a como eje y motor de la construcción de su propio conocimiento y experiencia. Toda actividad grupal es planteada como un proyecto en el que se conoce el objetivo que se persigue y  las tareas que tiene que realizar de forma secuenciada para llegar a un producto final que sea útil y práctico (bien para él mismo y/o bien para la comunidad)

Habrá actividades organizadas de forma individual, otras en pareja y otras en pequeño grupo. Tendré  en cuenta las necesidades específicas de apoyo educativo de cada uno de mis alumnos (parálisis cerebral, TDAH y trastorno de conducta, dislexia, alumnado inmigrante…) planteando cada una de las actividades con diferentes niveles de dificultad y exigencias en función de las capacidades de cada alumno y del aspecto concreto que quiera trabajar en cada momento, pero sin perder la cohesión de grupo.

Se utilizará el modelado, el role playing, el ensayo error, la búsqueda de información y la práctica en situaciones reales.

Por último, hago énfasis en que la realización de todas las actividades desde esta perspectiva sólo es posible si existe una actitud flexible y  de colaboración (incluso de intercambio de funciones) entre la maestra especialista y la monitora; a la vez que una actitud abierta y de colaboración para que determinados apoyos se realicen dentro del aula ordinaria.

Os invito, pues, a ver el trabajo de nuestra clase en fotos.

Desde mi punto de vista: un aula abierta, dinámica y comprometida.

Carmen Montoro Medina - Maestra de Educación Especial

Atención a la Diversidad - 24/06/2010
¿Porqué surge este plan?

El presente Plan surge de la necesidad de unificar criterios de actuación que aseguren la coordinación necesaria entre los diferentes profesionales; con objeto de garantizar una atención adecuada a todos los alumnos, independientemente de su condición personal o social.

 Se hace preciso en nuestro colegio  la elaboración y aprobación de un Plan de atención a la diversidad, que contribuya a la consecución de los objetivos generales planteados a nivel de centro como es la mejora del rendimiento académico y de la convivencia escolar y de la finalidad máxima que es el desarrollo de las capacidades de todos los alumnos.

Atención a la Diversidad - 02/05/2010



C.E.I.P. Ntra. Sra. de los Remedios
Carretera de Cazorla, s/n - 23311- Santo Tomé (Jaén)
23003673.edu@juntadeandalucia.es | Teléfono: 953 711 913 | Fax: 953 711 914